Rocío, diseñadora sustentable

Rocío es la creadora de Greca, una marca de diseño sustentable con doble dimensión ética: trabajar con materiales de rescate para dar trabajo a los que lo necesitan. Gracias a esta experiencia, se junto con la creadora de la marca Totebag para emprender un nuevo proyecto.

Trabajan para convertir a gran escala este concepto y estos valores con el propósito de crear más impacto. Pasa por la construcción de una fabrica llamada Daravi. La idea es tener una linea que tenga precios más accesibles, hacer más cantidad para llegar a más gente. Con Roció, nos hablamos por Skype ya que ella estaba en Tigre para la construcción, justamente unas semanas antes de la apertura. 

Hablando de tu primera marca, Greca, ¿Cómo nació la idea de rescatar botones para crear productos y accesorios de uso cotidiano?

Yo hacía accesorios en resina que es la materia con la cual se hacen los botones. Conocí a Lukas por una amiga que tenemos en común y él me llevo a visitar una fabrica de botones por otro tema. Y ahí fue. Decidimos trabajar juntos y hacer algo con los botones que se descartan. Nos convertimos socios en Greca.

Ahora emprendes un nuevo proyecto con una nueva socia, ¿podrías hablarme más de eso?

Lo que queremos armar es una estructura para usar otros materiales de descarte que no tengan un ciclo de reciclaje tan marcado como por ejemplo una botella de plástico. La idea es enfocarnos como hicimos para los botones con otros materiales. El proyecto ahora es la fabrica Daravi, en Tigre. Se trata de diseñar la fabrica, los productos que van a ser hechos acá y un proceso que podamos replicar en otros lugares del país, si todo sale bien.

Pensamos comenzar con tela como material ya que mi socia tiene experiencia con textiles y es un material que no tiene ciclo de reciclaje. También es un material más simple para usar que los botones. Después vamos investigando para diseñar nuevos productos con otros rescates.

La experiencia de Greca nos ayuda porque ya tenemos el conocimiento de los procesos, de cómo comercializar los productos…

¿Qué te decidió a elegir esta nueva estrategia?

El impacto. La idea es generar trabajo y tener un impacto real. Al principio, los productos Greca se vendían en tiendas de diseño más « boutiques » o tiendas de museos. Pero nos dimos cuanta que no llegamos a nadie. Ahora quiero hacer productos que se puedan hacer más en cantidad para alcanzar la escala necesaria al impacto que buscamos.

Me interesa más hacer algo que llega a más gente que hacer algo muy exclusivo.

¿Cómo se encontraron con Lorena Nuñez, tu socia en el proyecto Daravi? ¿Cómo empezó el proyecto Daravi?

Trabajando. Ella tiene una marca de bolsos de tela: Totebag. Las dos empresas estaban alojadas en el CMD (Centro Metropolitano de Diseño) después de ganar un concurso. Ahí empezamos a trabajar cada vez más juntas así que fuimos como uniendo los proyectos de alguna manera. Este año hicimos un curso juntas y ahí terminamos de encontrar el camino para este concepto y entender que podíamos unir las marcas para trabajar mejor y también para genera este impacto.

¿Cómo es el reciclaje en Argentina?

No hay mucha concientización, o educación. Recién ahora me parece que en las escuelas, a los chicos los están educando con este tema. Todavía no es en la cultura de fondo. Argentina es un mercado complejo para lo que hacemos porque la gente no valora el reciclaje tanto como en otros mercados. Quizás que se piensan que porque es rescate tiene que ser más barato, no entienden que hay todo un trabajo detrás para rescatar este rescate. Resulta que es un producto de diseño que compite con otros con un precio normal.

¿Qué te hace más feliz en tu trabajo?

Estar emprendiendo un proyecto que sea distinto, de la manera que nos gusta trabajar y con la gente con quien queremos trabajar.

Estar haciendo algo que desde nuestro lugar, genera un cambio. Y encima es algo que involucra el diseño y es creativo entonces para mi reúne todas las condiciones de lo que me gusta hacer.

Tener una mente linda de trabajo. Y trabajar en equipo la verdad es algo que disfruto mucho compartiéndolo con otros.

¿El diseño puede ayudar a crear un mundo mejor?

Yo creo que si. Diseñamos a distintos niveles para alcanzar nuestro objetivo: realizar productos a partir de descartes con el fin de dar trabajo.

Primero diseñamos productos que sean simples para que los pueda hacer cualquiera. También diseñamos una fabrica y el modelo que queremos hacer. Estoy diseñando el modelo de la fabrica y es lo que a mi me divierte más hacer hoy. Creo que si, de este lado, diseñando nuevos modelos, re puede cambiar.

©fotos de Daravi